Escribo esto a manera de advertencia, por si alguna persona está contemplando contratar a AT&T.

¡No lo hagan!

AT&T es el peor servicio de teléfono que existe con la peor atención a clientes de todos los tiempos.

Les cuento mi caso:

Me cobraron mi plan supuestamente ilimitado pero mi teléfono, pero un día dejó de hacer llamadas o enviar mensajes. Aparecía como si no tuviera saldo.

Uno pensaría que algo tan sencillo es muy fácil de resolver, pero no.

En AT&T, las soluciones sencillas no existen.

Al momento de escribir esto, llevo ya más de una semana sin poder resolverlo.

He llamado todos los días al teléfono de atención a clientes y no ha servido para nada.

Lo que he encontrado hasta el momento, en todas las llamadas que he hecho a Soporte Técnico y a Atención a Clientes, es un personal completamente burocrático e ineficaz.

Nunca había encontrado un Soporte tan malo y tan poco interesado en generar satisfacción en los clientes.

En siete días, lo único que han hecho es abrir múltiples reportes diarios y limitarse a enviarme a otros departamentos que tampoco resuelven nada. Cada vez que llamo, es como si iniciara la consulta de cero.

El sábado me colgaron a mitad de la llamada porque dieron las 8 de la noche. Cuando marqué otra vez, me contestó una grabación que decía que los sábados sólo trabajaban hasta las 8 de la noche.

Tampoco es la primera vez que me cuelgan. En lo que va de la semana ya van cuatro o cinco veces que cortan la llamada o que me envían sin aviso con una nueva persona que no sabe nada de mi caso y a la que le tengo que explicar todo de nueva cuenta para que me responda diciendo que me va a abrir un nuevo reporte y a transferir con otra persona.

Parece que los reportes que escriben simplemente existen para aparentar que trabajan.

Uno pensaría que los reportes sirven para darle seguimiento al problema, pero no.

Sólo son documentos informativos y burocráticos que les ayudan a los empleados a comprobarle a sus jefes  que si “trabajan”.

En una ocasión, una mujer llamada Rosalía Juárez no sabía qué hacer porque el último reporte que me dieron era “informativo”.

Según ella, su trabajo era “brindarme la información” de que el reporte era “informativo”.

Tuvimos que revisar juntos los reportes de toda la semana, para ver en cuál de ellos aparecía la palabra “escalación (que significa que finalmente le pasan tu caso a un técnico supuestamente calificado).

Cuando encontramos el susodicho reporte, la tal Rosalía, se limitó a transferirme con la persona que había escrito ese reporte más de cinco días antes. una persona llamada Paulina.

La tal paulina, que seguramente no se acordaba de mi caso, me pidió que siguiera yo esperando la “escalación”.

Una semana después  y sigo esperando.

¿A los directivos y dueños de AT&T les interesa lo que hacen sus trabajadores?

Aparentemente no.

Por lo menos en Telcel te envían a una encuesta de satisfacción al finalizar la llamada, en AT&T simplemente te cuelgan cuando se les antoja o te transfieren a otro departamento o con alguna otra persona.

Pensé que a lo mejor esta falta de calidad a la atención de clientes era exclusiva de México, pero el sitio web de AT&T USA está plagado de reportes terribles acerca de AT&T que nunca son contestados. Ni siquiera se toman la molestia de borrarlos.

En fin, sobre aviso no hay engaño. Si quieres convertirte en un personaje de un cuento Kafkiano, contrata AT&T.

En caso contrario, busca una opción más saludable.

Free WordPress Themes, Free Android Games